YO CAMINO

YO CAMINO

martes, 13 de marzo de 2012

"CUBA" El Hospital Nacional, una muestra del deterioro de la salud en Cuba

Cuba representa para mi? Los años de mi primera infancia donde me formé y aprendí a crecer. Desde la toma castrista, Cuba representa tristeza, injusticia y lamento. Yo no es que esté indignado sino que vivo indignado, no solo por la total ausencia de libertades que existe en mi patria sino por la impunidad más absoluta de la tiranía cubana en cuanto a los métodos que usa para aplastar a todo aquel a quien se opone a su régimen dictatorial ========================================================


LA HABANA, Cuba, marzo, (Yaremis Flores, www.cubanet.org) – El fracaso del sistema de salud cubano golpea, ante todo, a las capas más humildes de la sociedad.
En su labor “internacionalista”, La Habana dona medicinas e instrumentos médicos a otros países, pero en la isla quienes no tienen influencias en un hospital o no pueden comprarle un “regalito” al doctor no les queda más remedio que sufrir la alarmante carencia de medicinas y equipos médicos.
Muchos consideran que el acceso a los servicios de salud es discriminatorio. Los pacientes extranjeros tienen prioridad, e incluso en La Habana se da atención preferente a los residentes legales de la capital.
Una paciente de más de 90 años que ingresó la semana pasada en la Sala 5B del Hospital Enrique Cabrera, también conocido como Hospital Nacional, se quejó. “Fui rechazada cuando vieron la dirección de Santiago de Cuba en mi carnet (de identidad). Si no me pongo fuerte no me ingresan”.
La anciana, que pidió el anonimato, recuerda que en diciembre estuvo ingresada en esa misma sala y hubo varias quejas porque los enfermeros le adicionaban agua al suero de Rocephin, un antibiótico de tercera generación muy codiciado en el mercado negro.
“No hay pastillas para la diabetes ni para la presión arterial”, dijo ayer la persona que acompañaba a la anciana y también se quejó de la falta de agua y mala calidad de los alimentos en la instalación. “El desayuno de los enfermos es té de menta, porque no hay leche. Los pacientes tienen que bañarse con agua fría, pues prohíben el uso de calentadores eléctricos para ahorrar energía”, agregó la acompañante, que pidió no ser identificada.
El enfermero de guardia en la sala estaba borracho durante el turno del domingo para lunes. “Los médicos ni aparecen el fin de semana. No me voy bajo mi responsabilidad por los sueros de antibiótico que me dan. Si tuviera la medicina en casa, no vendría al hospital”, dijo la anciana sumándose al sentir de varios pacientes.
Diariamente la prensa oficial cubana publica noticias sobre los supuestos avances de la salud, “una de las conquistas de la Revolución Cubana”. La página web www.smcsalud.cu muestra al mundo una realidad inexistente del sistema médico cubano. Irónicamente ese sitio digital hace referencia al Hospital Nacional como institución paradigma “que ofrece sus servicios en un sistema de salud único e integral”.