YO CAMINO

YO CAMINO

miércoles, 15 de febrero de 2012

"CUBA" La culpa la tiene el totí

Cuba representa para mi? Los años de mi primera infancia donde me formé y aprendí a crecer. Desde la toma castrista, Cuba representa tristeza, injusticia y lamento. Yo no es que esté indignado sino que vivo indignado, no solo por la total ausencia de libertades que existe en mi patria sino por la impunidad más absoluta de la tiranía cubana en cuanto a los métodos que usa para aplastar a todo aquel a quien se opone a su régimen dictatorial ========================================================

                       La culpa la tiene el totí 
             
Alcibíades Zaldívar Álvarez

CIUDAD DE MÉXICO, agosto, http://www.cubanet.org/ - Maquiavélica historia tiene el gobierno de los hermanos Castro Ruz.

Desde que se coló, con pistola y pico de oro, en la Federación Estudiantil Universitaria aquel que conocemos, para protagonizar después una revolución más grande, más roja, más larga, más vieja que Ñaña Seré, o lo que es lo mismo, una dictadura que ni las izquierdas ni derechas del mundo se atreven a cuestionar; desde que nací hasta hoy, sobre héroes y tumbas, vive ese mal gobierno con el mito de que la culpa de todo lo malo la tiene “el otro”.

¿Cómo es posible que perdure un sistema tan generoso en teoría y tan abusivo en la práctica?: Gracias a los Estados Unidos de Norteamérica; el malo de la película, según ellos.

Por culpa del Enemigo, el cubano de libreta de abastecimiento y estoica nervadura sueña con un bisté de vaca, el permiso para un viajecito, un espacio donde ir a la contraria y, si se puede, un techo y un sueldo real.

Por culpa del Imperio, millones de cubanos viven regados por todo el mundo, sin derecho a regresar cuando quieren y sin derecho a tener derechos en su lugar de nacimiento.

Por culpa de los Yanquis, hay cientos de presos políticos y comunes en condiciones verdaderamente dantescas. Sin contar los millones presos en sus provincias, en sus casas, en sus cabezas; rodeados de agua
por todos lados, víctimas del miedo que dan las prisiones.

Por culpa de esos Yanquis Villanos, todos roban en el feudo castrista. Viven como príncipes los hijos y los nietos de los viejos caudillos y como mendigos, los hijos y los nietos de los revolucionarios alfabetizadores, internacionalistas, cañeros y sacrificados en general.

Por culpa del Gobierno norteamericano, la gente ya no quiere tener hijos, ni ser Joven Comunista, ni del Partido, ni hacer guardias en el CDR, ni chivatear al prójimo.

Por culpa de esos Señores del Norte, los disidentes son “mercenarios”, los luchadores pacíficos son reprimidos; los mártires, “parásitos vulgares”; las Damas de Blanco, “viejas locas”; el crítico, un espía; la oposición, un fraude.

Menos mal que nos quedan el Jazz, El Gordo y el Flaco, Walt Whitman, Los Simpson y Woody Allen, entre otros sobrevivientes, de ese país que tanto utiliza la añeja monarquía criolla para justificar desmanes. Con ese cuento viven y con ese cuento morirán tarde o temprano; coartada perfecta en este culebrón “de difuntos y flores”.

Todo un pueblo puede morir de luz como morir de peste, escribió Virgilio en su Isla en Peso; yo digo que también de una mentira.

Nota aclaratoria para el lector no cubano
Enlace: http://imaginados.blogia.com/2007/033101-toti.-pajaro-de-cuba-cubanismos.php

Fuente: http://www.cubanet.org/