YO CAMINO

YO CAMINO

lunes, 5 de septiembre de 2011

¿QUÉ ES LO QUE PASA CON EL CARDENAL JAIME ORTEGA?

Cuba representa para mi? Los años de mi primera infancia donde me formé y aprendí a crecer. Desde la toma castrista, Cuba representa tristeza, injusticia y lamento. Yo no es que esté indignado sino que vivo indignado, no solo por la total ausencia de libertades que existe en mi patria sino por la impunidad más absoluta de la tiranía cubana en cuanto a los métodos que usa para aplastar a todo aquel a quien se opone a su régimen dictatorial ________________________________________________________

http://3.bp.blogspot.com/_YV2gEA9DNhw/S_2EsaOGOLI/AAAAAAAAczM/XKI-0PDjCKA/s1600/CardenalJaimeOrtegaCastroObispo.jpg
Raúl Castro, Monseñor Dionisio, Obispo de la Diócesis de Santiago de Cuba y Presidente de la Conferencia de Obispo Católicos de Cuba, y el Cardenal Jaime Ortega.


Angélica Mora

Texas

Apuntes de una Periodista

Pareciera que el Cardenal Jaime Ortega estuviera "vendido de pies a cabeza" al Régimen Castrista.
Por más que algunos traten de disculpar su actitud complaciente para con Raúl Castro, cada día se añaden nuevas acciones suyas de sometimiento al gobierno de La Habana.

Se destacó hace un año su trabajo de convencimiento a familiares de los ex presos políticos cubanos, para que salieran todos los integrantes del grupo de los 75 hacia el destierro a España.

Ahora es su actitud de no ver, ni oir, ni hablar sobre el constante hostigamiento a las Damas de Blanco, que concurren a las iglesias los domingos a pedir por la liberación de los presos de conciencia.
Cuando éstas le pidieron una entrevista, para rogarle que intercediera y cesara la violenta represión contra el grupo, el Cardenal ni siquiera asistió a la reunión y en su lugar envió a un delegado.
Y la violencia contra las Damas de Blanco y las de Apoyo prosigue todos los domingos.

Se destaca también estos días la falta de coraje de Monseñor Jaime Ortega en encarar la persecución de que son víctimas los sacerdotes que protegen a los disidentes.

Hoy es notoria su inercia frente a los duros ataques de voceros oficialistas contra el Padre José Conrado, a quien acusan de "agente de la CIA" por reunirse en 2009 con el entonces jefe de la Oficina de Intereses de Estados Unidos en La Habana, Jonathan Farrar.

El Cardenal, en vez de respaldar la labor del sacerdote, lo ha dejado sólo enfrentando los ataques del Régimen.

El padre Conrado ha dicho que las acusaciones son "ridículas, si se mira lo nacionalista que soy". Ha explicado que la llamada "conversación" con el funcionario estadounidense fue sobre asuntos generales de la provincia y los trabajos que realiza en su parroquia de Santa Teresita.
(La Jerarquía Eclesiástica Cubana ordenó recientemente el traslado de este popular sacerdote desde su parroquia a una iglesia menor en el poblado El Cristo).

¿Qué es lo que pasa con el Cardenal?
Es lo que muchos nos preguntamos.
Mucho más ahora, frente a su nueva actitud servil, al elogiar este domingo los "cambios" emprendidos por el Gobierno de Raúl Castro.

Asimismo, el Primado de la Iglesia Católica subrayó complaciente, "el clima de diálogo" que permitió la peregrinación de la Virgen de la Caridad del Cobre por la Isla, por primera 52 años que gobiernan los hermanos Castro.